+34 941 147 653 frucosol@frucosol.com Área Privada

La inspección de sanidad es una medida regulatoria necesaria. El estado vela por la salud de los ciudadanos. Este control aporta tranquilidad y seguridad a quienes deciden comer fuera de casa.

En el control de las condiciones sanitarias del local, suele haber algún detalle que se escapa. Algunas veces,  los fallos no ocurren por falta de preocupación, sino por exceso de trabajo, por desconocimiento o por ineficacia de algún empleado novato.

El inspector no deja ningún espacio sin recorrer. Observa, pregunta, mueve objetos, y va anotando en una planilla sus observaciones. También realizará sugerencias, y hablará con dueños y empleados. 

En este post vamos a señalar los consejos prácticos generales que reducen el riesgo de sanción para el hostelero ante una inspección de sanidad.

 

Buenos proveedores

Un buen proveedor asegura un buen producto. El autónomo tiene la responsabilidad de escoger bien a sus proveedores que le aseguren la calidad del género y del servicio.                        

Rotación de género

En gran medida depende  de la decisión del propietario y la disponibilidad del proveedor. Una buena rotación evita almacenar productos durante demasiado tiempo y evitar así problemas de caducidades.

Productos con sus fichas

Identificar correctamente en cada envase el tipo de producto que contiene y la fecha en la que se preparó. Este aspecto es de gran importancia a la hora de una inspección y  además nos facilita el trabajo diario.

Almacenamiento de los productos

El almacenamiento del género cumpliendo cuestiones como la cadena de frío o la separación de productos por tipos pueden evitar buena parte de las sanciones.

Buen mantenimiento

Mantener en buenas condiciones los equipos o no descuidar la higiene en las piezas  de menaje son cuestiones esenciales no solo frente a la inspección sino también para la imagen del negocio. Para ello nuestras secadoras de cubiertos y abrillantadoras de copas les ayudaran en dichas tareas aumentando el nivel de higiene.

Limpieza de cocina y baños

Estas zonas merecen especial atención. Según los expertos, tener la cocina y los baños en buenas condiciones, reducirá considerablemente el riesgo de sanción.

Documentación en regla

Los inspectores en muchas ocasiones se centran en tener en regla la documentación del establecimiento.

Formación y actualización constante frente a la normativa

Se debe estar actualizado ante cualquier novedad que se introduzca en las normas sanitaria para prevenir posibles infracciones. Se recomienda que tanto el propietario como los empleados realicen cursos y se mantengan bien informados. El conocimiento es clave para la prevención en seguridad y calidad alimentaria.

frucosol 2:31 pm