+34 941 147 653 frucosol@frucosol.com Área Privada

La coctelería es una tendencia que aún tiene mucho margen por explotar. Definitivamente empieza formar parte del ocio y la cultura. En nuestro país en especial está empezando a explotar ahora, y le queda muchísimo recorrido aún.

La coctelería y la restauración se han unido en los últimos años y muchos chefs de alta cocina se han apuntado también a incluir los cócteles como maridaje para sus menús.

Es evidente que la cultura del cóctel está en auge y no parece que vaya a parar de crecer. Para  2020 se pronostica que habrá 400 millones de nuevos consumidores disfrutando del arte de la mixología.

 

Actualmente para un establecimiento contar con un bartender o mixólogo significa ofrecer un servicio premium dentro de la barra de un bar y sobresalir de la competencia.

Un bartender trabaja dentro de la barra del bar. Su especialidad son los cócteles o las copas preparadas, es decir, bebidas especiales que implican una preparación compleja que incluso puede precisar de utensilios especiales. Además debe tener ciertas habilidades para mezclar de manera vistosa todos los ingredientes de cada cóctel.

Tratar de manera cordial, amable y profesional a los clientes cuando llegan al establecimiento son funciones fundamentales del bartender. Ofrecerles la carta de bebidas y saber explicar cualquiera de las consultas que le realicen los clientes sobre las bebidas.

La actitud es lo que más cuenta en un bartender, cómo se relaciones con el equipo y con los clientes.

En algunos establecimientos, también se practica el flair bartending como entretenimiento del bar. Flair es simplemente la eficiencia de movimiento con un poco de realce, de manera que resulte creativa para el ojo del cliente.

Un elemento que puede ayudar al espectáculo del bartender es un congelador de copas instantáneo con CO2.

Un bartender en resumen debe contar con las siguientes características rapidez, eficiencia y calidad en las bebidas que sirven.

frucosol 11:37 am