+34 941 147 653 frucosol@frucosol.com Área Privada

Los seres humanos somos seres sociables y no dejamos pasar ninguna oportunidad para expresarnos. El lenguaje de los cubiertos es según muchos conocedores del dominio, universal, aunque varias posiciones de estos son más bien locales y poco conocidos en el exterior.

Como cualquier lenguaje, si se utiliza sin conocimiento tiene resultados negativos. Imagínate que un cliente lo utiliza, pero el camarero no lo conoce y no cumple con lo que el cliente silenciosamente pide. O mejor aún, el cliente coloca los cubiertos en posición “he terminado” sin darse cuenta y se molesta cuando el camarero le quita los platos.

Si quieres dar un servicio de buena calidad enseña este lenguaje a tus camareros ya que, aunque tus clientes habituales no lo utilizan, dejarás con buen sabor de boca y ganas de volver a los conocedores.

A continuación, te vamos a enseñar las posiciones más utilizadas y conocidas.

1. Pausa

Los cubiertos se dejan encima del plato formando un ángulo de 90 grados sin tocar el mantel con los mangos. Esta posición indica que aún no se ha terminado de comer.

2. Terminado

Los cubiertos se dejan en forma paralela entre ellos y perpendicularmente a la mesa con el mango en la parte inferior sin tocar el mantel. Se aceptan 2 posiciones: horizontal y vertical. Este gesto indica que no se quiere comer más pero sin decir si el menú estuvo bien o mal.

3. No me ha gustado

Los cubiertos se dejan en la misma posición que “pausa” pero metiendo la punta del cuchillo entre los dientes del tenedor. No se considera un gesto descortés ya que el comensal solo da su opinión sobre la comida.  Otra posición aceptada para este gesto es cruzar los cubiertos en medio del plato formando una cruz.

4. Siguiente plato

Este gesto indica que el comensal ya está preparado para el siguiente plato. Los cubiertos se cruzan en medio del plato formando una cruz. El camarero procederá a retirar los platos aunque aún quede comida en estos.

5. Me ha encantado

Si al comensal le ha encantado el plato y quiere dejárselo saber al camarero, deberá poner los cubiertos en paralelo entre ellos y con respecto al borde de la mesa. El mango tiene que apuntar hacia la izquierda del comensal.

Los gestos de pausa y terminado son los más conocidos y aceptados universalmente, los otros tienden a ser reconocidos localmente y algunas veces tienen sentidos diferentes. Los comensales y los camareros deben asegurarse antes de nada que transmiten bien sus sentimientos, expresándolos verbalmente.

Quieres saber cómo mantener tus cubiertos impolutos? Sigue leyendo nuestros blogs o lee más sobre las secadora abrillantadora de cubiertos.

frucosol 10:15 am